Ir directamente a la información del producto
1 de 1

CUSTOM Shirt

CUSTOM Shirt

Escribe una reseña
Precio habitual $27.99 USD
Precio habitual Precio de oferta $27.99 USD
Oferta Agotado
Los gastos de envío se calculan en la pantalla de pago.

Please reach out to CONTACT@SHOPEDIFY.COM to further discuss your design. 

You must EMAIL US or else we will not know what your order is and you will be REFUNDED.

Please use this listing ONLY for custom orders. This specific price has been updated to reflect a specific customer’s item(s) based on discussion. Please do NOT use this listing if you have NOT DISCUSSED a custom order with me through email!

All custom orders take MINIMUM of 2 weeks before shipping (unless agreed upon otherwise). By purchasing this listing you are acknowledging and agreeing upon this prolonged timeline and accepting that it make take longer depending on my current lead time.

Thank you! We can’t wait to work on this custom order for you.

Instrucciones de cuidado

Lavar siempre del revés. Para evitar que se encoja y se arrugue, lave el algodón 100 % en agua fría en un ciclo suave . Deje que la ropa se seque naturalmente colgándola en un tendedero al aire libre o colocándola sobre una toalla en el cuarto de lavado. El agua tibia o caliente puede derretir fibras y tintes y también dañar las telas.

Lavado a máquina: tibio (máx. 40C o 105F); Blanquear según sea necesario; Secado en secadora: medio; Plancha, vapor o seco: temperatura baja; No lavar en seco.

Ver todos los detalles

No se necesitan otras palabras

De los últimos dichos de Cristo en la cruz, ninguno es más importante que “Consumado es”. Encontrado solo en el Evangelio de Juan, la palabra griega traducida como “consumado es” es tetelestai , un término contable que significa “pagado en su totalidad”. Cuando Jesús pronunció esas palabras, estaba declarando que la deuda que tenía con su Padre había sido borrada por completo y para siempre. No que Jesús borró cualquier deuda que tenía con el Padre; más bien, Jesús eliminó la deuda que tenía la humanidad: la deuda del pecado